¿Alguna vez te han explicado exactamente cuánto cobrarías de la seguridad pública?

Estamos especializados en el asesoramiento a profesionales detectando y compensando carencias entre coberturas y necesidades actuales.

Resulta paradójico que, aunque estemos cubiertos por el mejor sistema de seguridad social de toda Europa, si una enfermedad o accidente nos incapacitara para trabajar y nos impidiera ingresar nuestro salario, percibir solo la prestación pública supondría un problema para nuestra economía familiar.

Sí alguna vez habías tratado de este tema con algún asesor/a estarás familiarizado con la terminología que vamos a usar.  Como sabrás, la Previsión Social tres pilares:

  1. Previsión Pública (Seg,. Social)
  2. La que aportan las empresas
  3. Previsión Privada (individual)

La previsión social pública es la que todos conocemos. Como trabajadores cotizamos a la Seguridad Social para que nos dé una serie de prestaciones

  • la asistencia médica gratuita
  • una prestación económica en concepto de incapacidad laboral transitoria que percibimos cuando estamos de baja
  • la indemnización por incapacidad parcial
  • la prestación por incapacidad profesional total y permanente
  • la indemnización por invalidez absoluta
  • las prestaciones de viudedad y orfandad en caso de fallecimiento
  • la dependencia
  • y la jubilación

Es útil pensar en estas coberturas como seguros sociales para:

1) los riesgos presentes / corrientes

2) los riesgos futuros

Por riesgos corrientes no nos referimos a que sean comunes o vulgares, el término “corriente” hace referencia a que son “actuales” que pueden suceder ahora

Nos referimos a riesgos como un accidente o una enfermedad que puede sobrevenir esta tarde, mañana o el mes que viene y que te impidan trabajar… con el subsecuente problema económico que eso supondría en tu economía

Mientras que, por riesgos futuros nos referimos a la pérdida de capacidad económica al llegar la jubilación

Mantenga una reunión con un asesor/a para tener una visión objetiva de su Previsión Social. Así conocerá el “gap” entre lo que necesita y lo que le cubre el sistema público. De esta forma podrá asegurarse de forma privada solo por la cantidad exacta que realmente necesita.